4 tecnologías disruptivas del siglo XXI

La transformación digital dejó de convertirse en una promesa para ser una realidad. En pleno siglo XXI, es difícil pensar en una empresa exitosa que no haya hecho uso de la tecnología para aumentar y escalar su negocio.


Con la actual revolución industrial, cada día cientos de nuevas aplicaciones y tecnologías salen al mercado con el objetivo de facilitar nuestras vidas y negocios. Sin embargo, con el paso de los años, algunas tendencias se han vuelto más relevantes que otras. Aquí presentamos 4 tecnologías que podrían considerarse entre las más disruptivas del siglo XXI:


En primer lugar, y probablemente uno de los desarrollos tecnológicos más relevantes desde el nacimiento de internet, es el uso de lo que conocemos como Big Data. Esta tecnología podría definirse, en términos bastante sencillos, como la recolección y análisis de grandes volúmenes de datos con diversos fines. Gracias al uso de Big Data, las empresas están en capacidad de identificar segmentos de mercados tan específicos que serían imposible de percibir en un análisis normal, por dar solo un ejemplo de su aplicación.





Adicionalmente, un buen uso de estos grandes volúmenes de datos facilita información que permite incluso inferir comportamientos específicos de posibles clientes. Toda esta información termina siendo sumamente útil a la hora de comunicar un producto o servicio a clientes fijos o potenciales. Todavía estamos en una etapa donde solo son aprovechados por grandes empresas, que tienen desarrollos de analítica predictiva y que pueden sacarle “el jugo” a estos datos. Conforme pase el tiempo, y el desarrollo exponencial de su uso continúe, siguiendo la famosa “Ley de Moore”, estos usos se harán accesible para la gran mayoría de las empresas.


La nube podría considerarse como la otra gran tecnología de los últimos años, la segunda de nuestro análisis. Si bien es cierto la nube estuvo presente en nuestras vidas durante los 90s gracias a empresas como Yahoo o Hotmail, fue el siglo XXI el encargado de introducirla casi que en todos los aspectos de nuestro día a día. Gmail, Google Docs, Spotify, Youtube, etc… todo el entretenimiento e información lo tenemos hoy en la nube. A nivel empresarial, el fenómeno se mantiene: bases de datos, servidores, software, aplicativos, etc…se encuentran en la nube. Resulta imposible hoy pensar en CDs o dispositivos USB para albergar información sensible.


La realidad virtual y aumentada también han aparecido en los últimos años como una opción para reinventar la forma en la que nos comunicamos. La realidad virtual busca crear un entorno completamente nuevo, una realidad que no existe. Por su parte, la realidad aumentada aprovecha el entorno ya existente y añade información extra con algún propósito en específico. Estas tecnologías están siendo explotadas por la industria del entretenimiento, que ha venido a ofrecer universos paralelos a sus usuarios. Sin embargo, se espera que en los próximos años empresas como Amazon las incluyan en sus modelos de negocio tradicionales. Y servirá en el entorno empresarial de diferentes formas, desde entornos de capacitación, simulación de acciones, reuniones virtuales hasta elementos para comercialización (como visitas virtuales a viviendas remotas). Como dice el dicho, “the sky is the limit”.


Por último, la ciberseguridad es una de las tendencias tecnológicas que más auge ha tenido en los últimos años, y que sin duda seguirá cobrando fuerza. Aunque el impulso que la nube le ha dado a las empresas es gigantesco, también las ha hecho vulnerables. Los ataques online se consideran uno de los cinco peligros más grandes que tienen las empresas. Los desarrollos en tecnología de la información, y en especial en la protección de datos, es una industria que sin lugar a duda escalará de manera importante en un corto plazo.


Aquí vimos 4 tecnologías. ¿Qué otras podríamos considerar igual de disruptivas?




0 vistas

©2020 by Marcelo Burman. - Copyright © 2018-2020. Todos los derechos reservados.

Ejercicio de Pensamiento Exponencial