Growth Hacking, crecimiento a muy bajo costo

La mayoría de los modelos de negocios son lineales. Están pensados para incrementar las ventas o reducir los costos en un 10%. En un modelo de negocios exponencial, en cambio, se buscan esos objetivos en términos de 10 veces mayor o menor, lo que hoy se define como “10X”.


Ejemplos de organizaciones lineales son las cadenas de hoteles, que para crecer necesitan construir un nuevo edificio o comprar una propiedad preexistente. Deben contratar y capacitar al personal que trabajará en cada una de sus áreas; por lo cual su crecimiento depende del dinero disponible.


En la otra vereda está Airbnb, diseñado para un crecimiento exponencial. No tiene una propiedad, pero está en más de 34,000 ciudades y el número de habitaciones que ofrece se incrementa permanentemente.


La increíble disminución de los costos de los elementos tecnológicos facilita hoy la creación de modelos de negocios exponenciales.

Una de las herramientas que permiten generar estos modelos de negocios es el Growth Hacking…una forma distinta buscar el crecimiento de una empresa con el mínimo gasto posible.

Literalmente, un Growth Hack es un “Pirateo”, Hack; del Crecimiento, “Growth”; que combina una estrategia de marketing con la programación de un producto.


Los Growth Hackers, entonces, son profesionales que cuentan con las habilidades de un mercadotécnico y un programador, que están abocados a la nada fácil tarea de conseguir clientes para un producto. Se encargan de redefinir los productos y su distribución para conseguir que lleguen al máximo número de personas posibles; utilizando alternativas novedosas y de bajo costo, si las comparamos con la comercialización tradicional. Para lograrlo emplean las redes sociales y la mercadotecnia viral; por lo cual dejan de lado la publicidad en los medios tradicionales, como la radio, prensa y televisión.


El Growth Hacking es fundamental en startups, ya que facilita sus inicios priorizando su crecimiento, independientemente de su presupuesto. Algunos ejemplos exitosos de su utilñización son Udemy, Facebook, Linkedin, Airbnb, Twitter, Dropbox, Spotify, y Youtube.

En esta época, cuando  cada día nacen más startups, este perfil profesional se torna prácticamente imprescindible.


Sin embargo, el crecimiento exponencial no está, o no debería estar, solo reservado a las startups. Son muchas las veces en que los ejecutivos de grandes empresas enfrentan el desafío de desarrollar nuevos productos o generar nuevos clientes.


Según el consultor en marketing digital Alfonso Prim, las grandes compañías, en general, se comportan como grandes petroleros,… tienen un gran motor para avanzar, pero cambiar de rumbo les resulta muy difícil. Pero ellas también tendrán que atravesar su transformación digital, dentro de la cual, a pesar de contar con un abundante presupuesto, deberán recurrir al Growth Hacking. 


Veamos algunas de las tareas de un Growth Hacker, lo que nos permitirá acercarnos a sus características.


  • Debe analizar todas las técnicas, para saber si las que prueba funcionan. Determinar la métrica que medirá el éxito y saber cuándo descartar o insistir con alguna.

  • Debe crear. Buscar nuevas formas crecimiento, para no hacer lo que todos ya hacen, lo que limita la posibilidad de crecer.

  • Debe ser multidisciplinario, Es ideal que sepa algo de todo.

  • Debe ser curioso. Es necesario que investigue todo lo que se hace, para incorporar nuevas ideas.

  • Debe ser ágil. Si bien debe analizar, lo debe hacer de tal manera que no le genere demoras al lanzar un producto al mercado.


Dos ejemplos exitosos

Hacía varios años que Dropbox venía creciendo, pero quisieron hacerlo en forma exponencial. Si bien sus usuarios lo recomendaban entre sus relaciones, decidieron acelerar el proceso. La idea que desarrollaron les permitió, solo al anunciarla, crecer un 60% en el número de usuarios registrados: les ofrecieron 500 MB de espacio gratuito por recomendar la herramienta. Tras lanzar el GrowthHack llegaron a 2,8 millones de recomendaciones al mes.


Hotmail consiguió 1.000.000 de usuarios en 6 meses y quintuplicó esa cifra en 5 semanas.

Para lograrlo, simplemente, incluyó una frase al final de cada e-mail que sus usuarios mandaban: “P.D.: Te quiero. Consigue tu e-mail gratuito en Hotmail.” Fue así como tras invertir 300.000 euros, en menos de un año fue comprado por Microsoft en 400 millones de dólares.

13 vistas

©2020 by Marcelo Burman. - Copyright © 2018-2020. Todos los derechos reservados.

Ejercicio de Pensamiento Exponencial