La innovación, una batalla entre la vieja y la nueva escuela

Cuando se trata de responder a una pregunta fundamental como la forma de lograr acuerdos entre la vieja y la nueva escuela sobre innovación en una compañía u organización empresarial, el asunto puede tornarse difícil. Sobre todo si entre una y otra escuela hay brechas generacionales muy amplias. Sin embargo, siempre resulta positivo hacer contrastes con fines productivos. Y cuando las comparaciones son para la mejora, entonces hay que aceptar de buena gana las críticas.

Las nuevas generaciones, ¿cómo asimilan la innovación?

Antes de iniciar este ejercicio comparativo entre generaciones, es necesario comentar cuáles son ellas y sus características principales. Con el propósito de identificar los perfiles ya que, según las edades, varían los gustos, y esto, para fines de mercadotecnia, resulta fundamental, toda vez que una buena campaña publicitaria podría utilizar esta información y así poder segmentar a su público objetivo.

Según el blog de marketing aventaja.com hay una comparativa que incluye cinco generaciones según su año de nacimiento: