Reflexiones sobre el año que termina, deseos para el año que inicia.

Se fue un año complicado, en el que una vez más doy las gracias por lo que fue, y me ilusiono con lo que será.


Si fuese el título de una película podría usar “el año que estuvimos en peligro”... pero prefiero sea “Transformers”. 


Este 2018 fue un año de cambios, de transformación, de aciertos y errores pero fundamentalmente de encontrar un “nuevo yo” profesional. Podía haberle echado la culpa de un año malo y duro, a las elecciones, a la disrupción de la industria, a la reforma fiscal, a la huelga nacional, a los terribles problemas en Nicaragua o incluso a una conspiración marciana.


En lugar de eso, tomé la opción de reconvertirme y trasformarme... de crear un nuevo modelo de negocios, de buscarle la vuelta a esta cuarta revolución industrial para el negocio de los medios, de entender el mundo B2B de forma diferente, de volver a estudiar, de encontrar nuevas pasiones como el comercio electrónico y la transformación digital y de seguir siendo agradecido por cada día de mi vida. Por tener el apoyo incondicional de mi familia, y saber que gracias a ellas encuentro un motivo cada día para superar cualquier dificultad, por seguir con ganas, creatividad y fuerzas para que al final de este recorrido (ojalá a los 120) al mirar hacia atrás pueda decir “misión cumplida”, por sentir que estoy rodeado de gente fantástica a la cual agradezco día a día por el apoyo y la paciencia, por haberme permitido conocer este año gente increíble y que hoy son parte de mi vida... y por muchas cosas más. 


Se va un año con más de 120 tramos en vuelos, cerca de 140 días dormidos fuera de casa habiendo visitado 15 ciudades en 10 países, año en el que di más de 25 conferencias y talleres, tuve jornadas laborales de 16 a 18 horas, pase incontables noches sin dormir y le perdí la cuenta a los momentos de angustia y tensión. Por suerte también le perdí la cuenta a los momentos que di gracias a la vida y una sonrisa se dibujó en mi cara.

Y ahora... a empezar un nuevo ciclo llamado 2019... o para seguir con nombres de películas podría ser “En busca de la felicidad”... entendiendo que esa felicidad es el camino y no la meta. Por eso mi deseo para todos, es que logren ser felices, sea cual sea la realidad que nos toque vivir. Feliz año para todos!


1 vista

©2020 by Marcelo Burman. - Copyright © 2018-2020. Todos los derechos reservados.

Ejercicio de Pensamiento Exponencial